1ª Preferente | Una vez más, no hay que fiarse del Valdepeñas

Con los antecedentes en los derbis con Manzanares y Daimiel, el de Valdepeñas tampoco es para fiarse. Tocará máxima concentración para no cometer los mismos errores de antaño.

Tras dos jornadas consecutivas del Club de Fútbol La Solana jugando y ganando fuera de casa llega el momento volver a jugar en La Moheda. Las victorias en Miguel Esteban y La Fuente han dejado al equipo amarillo en lo más alto de clasificación destacado sobre el resto de rivales con cuatro puntos de diferencia que hacen que la misma sea una renta de momento considerable para la altura de temporada en la que nos encontramos.

Uno de los problemas con el que se encuentra el equipo, ya lo anunciaba en rueda de prensa el pasado martes David Sevilla, la plantilla es muy corta y hacen falta refuerzos. Y a los hechos nos remitimos. Aunque de momento ese hecho no afecta en demasía al equipo, las bajas de Juan y Jesús Bueno durante varias semanas provocan que el equipo esté un poco mermado a la hora de tener muchas más alternativas en este caso en la zona defensiva. Aún así se va llevando bien la situación y el equipo está jugando a un nivel espectacular, con mucho compromiso y sobre todo haciendo las cosas con cabeza bajo la dirección de Manolo Sancho.

Esta semana visitará La Moheda un conjunto herido de muerte. El Valdepeñas llega a La Solana con su técnico destituido el pasado lunes y con una racha de cuatro derrotas consecutivas con 14 goles encajados y tan solo uno a su favor que de momento le dejan penúltimo en la general. Circunstancia rara y para tener muy en cuenta, porque a los valdepeñeros se les suele dar bien el coliseo amarillo. Es por ello que todas las precauciones de nuevo volverán a ser pocas en la disciplina amarilla para sacar este partido adelante cuanto antes. Varios son además los jugadores que siguen militando en el Valdepeñas, por lo que será un choque con muchos reencuentros entre compañeros.

Por su parte Manolo Sancho podrá contar para este choque con todos sus efectivos salvo con los ya mencionados Juan y Jesús Bueno además del portero Antonio que sigue recuperándose de sus problemas de rodilla.

CRÓNICA | Imparables (1-2)