Crónica | Los solaneros no pudieron con el CEBA (88-75)

El juego interior del equipo de Dave Serrano se impuso en un choque donde los amarillos volvieron a dejarse la piel sobre la cancha. El objetivo de la salvación sigue siendo muy factible.

El Fritos Sevilla La Solana no pudo cosechar un nuevo triunfo ante un gran Ceba Guadalajara, para continuar por la senda de la victoria, después de la conseguida la semana pasada ante Argamasilla en el pabellón de La Moheda. Y eso que el conjunto de Vitu comenzó muy bien el partido, ajustando muy bien la defensa y dejando a los alcarreños sin ideas en ataque, a todo esto se unía en un gran acierto en ataque que hacía que al finalizar el primer cuarto los amarillos tuvieran una ventaja de +7.

En el segundo parcial continuó con la misma tónica que el primero, teniendo las ideas muy claras, con un buen movimiento de balón, consiguiendo siempre las mejores opciones en ataque y con una defensa que cerraba el rebote defensivo a la perfección ante los errores locales. A falta de 2:42 para el descanso el Fritos Sevilla La Solana estaba 9 arriba ( 29-38), pero tras un tiempo muerto morado, el partido empezó a cambiar, el Ceba ajustó su defensa, haciendo que los solaneros no viesen aro con facilidad y con transiciones rápidas que terminaban en canastas fáciles, dilapidando la ventaja amarilla y llegando al descanso con 40-41 para los solaneros.

Tras el comienzo del tercer cuarto el juego se igualó sin que ninguno de los dos equipos dominasen en el marcador. Pero fue el Ceba Guadalajara quien, gracias a un gran acierto en ataque, cogió una ventaja de 7 puntos. Sin embargo, rápidamente llegaría la reacción de los chicos de Vitu  volviendo a igualar el marcador, 55-54, mediado este parcial.  Pero por desgracia, volvía a llegar la precipitación en el ataque amarillo, esa que ya hemos visto en otros encuentros, y que el Ceba aprovechó a la perfección para sacar renta y coger ventaja para el último parcial.

Se entraba en el último cuarto con una desventaja de 11 puntos, pero sabiendo que si los amarillos volvían a jugar igual que en la primera mitad, el marcador se podía igualar.  No fue así, los alcarreños saben muy bien moverse cuando tienen una ventaja en el marcador y no desaprovechan las oportunidades. En todo este cuarto se vieron muy seguros, dejando sin esperanzas la reacción amarilla y llegando al final con el marcador 88-75.

Partido que sirve para seguir progresando en el futuro, sabiendo que si las cosas se hacen como en la primera mitad, el equipo puede dar un salto de mejoría en su juego. Destacar en este partido a Eloy con 11 puntos y a un gran Miguel Muñoz en ataque con 29 puntos.