Historia Deporte Solanero | Las 3 Internacionalidades Junior de Ignacio Díaz-Cano (2011-2013)

Ignacio Díaz-Cano «Rechi» en ese periodo de tiempo lograba participar en dos Mundiales Junior (Lille y Barcelona) y un Europeo Junior (Rietti) en su mejor momento hasta la fecha.

La voluntad y el talento innato de Ignacio Díaz-Cano le venía desde muy pequeño. Desde sus inicios en la Escuela Municipal de Atletismo con Julián Delgado «El Jardi» y Pedro Antonio Santos Olmo, el jovencísimo «Rechi» poco a poco, desde las primeras pruebas en competiciones oficiales despuntaba a más no poder. Antonio Serrano se hizo cargo de sus entrenamiento y la progresión del medio fondista solanero subió de forma exponencial llegando en plenitud de condiciones a su etapa Junior.

En 2011 conseguiría la Medalla de Plata en el Campeonato de España Junior de Granollers en los 1500 metros. Tras vencer con solvencia en su semifinal, en la final conseguía la medalla de plata con una marca de 4:02:50. Ese año conseguía en el Meeting Iberoamericano su MMP hasta ese momento en 3:57:40. Ese verano iba a defender por primera vez los colores del equipo español en el Mundial Junior que se celebró en Lille – Francia (Curiosamente mismo lugar donde debutaría con la Selección Absoluta Paula Sevilla durante la Copa de Europa de Selecciones en 2017 y donde Hermi Parra también estuvo a punto de hacerlo). Ese día en su serie clasificatoria Rechi no pasó el corte quedando 9º de su serie y logrando un tiempo de 3:59:05, pero eso si, ya sabía lo que era debutar en una competición internacional vistiendo la roja.

CRÓNICA Diario Deporte Solanero (15/7/2011) | Ignacio ha quedado en noveno lugar en su semifinal, realizando un tiempo de 3:59.05. La carrera ha salido rapidísima tirada por el keniata Vicent Kiprotich, que se ha hecho dueño y señor de toda la carrera de inicio a fin.
Así era complicado estar con la cabeza, sobre todo cuando el paso del primer cuatrocientos era por debajo del minuto. Ignacio pasaba en 1:14 el primer 500 y en su cabeza pasaba el aguantar e intentar pasar por tiempos que estaría por debajo de 3´55, como bien sabía él. Estar en una final valía la pena.
Pero el esfuerzo ha hecho mella, y pasados los 800 metros Ignacio se quedaba en tierra de nadie, para ir poco a poco perdiendo terreno, hasta que le ha cogido un segundo grupo contra el que poco ha podido hacer.

Una vez pasada la carrera, quizás otro planteamiento también hubiera sido posible, pero eso ahora da igual. La decisión ha sido valiente y tenía todo su sentido. El hacer ahora otras valoraciones es cuanto menos, hablar por hablar.

En 2012 la historia no solo iba a ser muy similar, sino que además iba a ampliarse en varias competiciones. De entrada Díaz-Cano cambiaba de prueba y se decantaba por los 800 metros. En el Campeonato de España Junior de Avilés lograba pasar de nuevo sin problemas a la gran final venciendo en su serie calsificatoria logrando de nuevo otra Medalla de Plata en la gran final con una marca de 1:52:21. Correría la Copa de Europa de Clubes con el Playas de Castellón terminando 3º en los 1500 en Ljubljana. Esos guarismos le permitían acudir a un nuevo Mundial Junior en esta ocasión en Barcelona. En esa carrera Rechi terminaba 5º en su serie con 1:51:62 y no lograba pasar el corte en su 2ª participación internacional con la Selección Española.

CRÓNICA Gaceta de La Solana (Julio-Agosto Nº235) | El solanero Ignacio Díaz-Cano “Rechi” disputó en la mañana del pasado 13 de julio el Mundial Junior de Atletismo, en el estadio olímpico de Montjuic, en Barcelona. A las 12,45, y retransmitido en directo por Radio Horizonte a través del canal Eurosport-2, corrió la cuarta serie de los 800 metros lisos representando a España. No pudo clasificarse para las semifinales al quedar quinto con un crono de 1.51.62, pero la hazaña de disputar un mundial es un paso más en su palmarés y en su prometedora progresión como atleta.

Su última participación con la Selección Española Junior sería en 2013. Ese año lograba proclamarse Campeón de España Junior en Pista Cubierta. Ahí, corriendo en la que era la casa de su equipo de entonces, el Playas de Castellón, Rechi volvía a participar en los 1500 metros volviendo a ganar en su serie eliminatoria y logrando la Medalla de Bronce en el Campeonato de España de la categoría con una marca de 3:59:86. Esa temporada Rechi marcaría su mejor registro hasta la fecha en un 1500. Lo hizo de nuevo en Huelva en el Meeting Iberoamericano dejando su Mejor Marca Personal en 3:46:62.  El 18 de Julio de ese año viajaría hasta Rietti (Italia) para participar en el Campeonato de Europa de la categoría donde en la serie 1 terminaría undécimo con un tiempo de 3:53:91 cerrando de esta forma su tercera participación con la Selección Española en esta ocasión en un europeo.

Tres momentos históricos del Atletismo solanero. Tras los éxitos cosechados por Antonio Serrano con dos Juegos Olímpicos (Seúl 88 y Barcelona 92) en su haber y Pedro Santos Olmos con el Mundial de Media Maratón de Nanning en 2010, de nuevo un solanero vestía la elástica española aunque fuera en categoría Junior. Rechi lo hizo por tres veces y en tres citas importantísimas. Las lesiones frenaron su progresión en seco durante varias temporadas. En su vuelta lograba meterse en una gran final de un Campeonato de España Absoluto defendiendo los colores del Fent Camí Mislata el 22 de julio de 2018 en una gran final dominada por Ordóñez y De Arriba y en la que el atleta solanero entrenado por Antonio Serrano terminó 8º. En estos momentos con el parón lógico, piensa ya en lo que será la temporada 2021.

Tras él Paula Sevilla y Hermi Parra no solo siguieron sus pasos sino que se han convertido en un referente nacional e internacionales absolutas en ambos casos. Hemos querido hablar con él para recordar estos momentos para la historia.

Como viene siendo habitual, ¿cómo está llevando el confinamiento Ignacio Díaz Cano? Entrenamientos en casa, trabajo, ocio…

Estos días de confinamiento están dando para mucho. He reinventado la manera de entrenar y mejorar, por ejemplo y estoy pasando más tiempo del habitual con mi familia. Para mi están siendo días para seguir con la rutina; dedicando tiempo a estudiar, hacer algo de deporte en el horario permitido y dedicándole tiempo a aquellos hobbies olvidados.

En estos momentos, ¿Cómo te encuentras físicamente?

Pues en estos momentos mi estado físico es bueno. Los entrenamientos están siendo tranquilos porque no tiene mucho sentido forzar si no tenemos ningún objetivo a la vista.

¿Entonces tus miradas están puestas ya en la próxima temporada?

Los objetivos son para la próxima temporada, está claro, o por lo menos para después del verano.

Centrándonos en el artículo previsto para hoy, con tus tres participaciones con la Selección Española en categoría juvenil, ¿Cómo fue ese primer mundial en Lille? ¿Qué sensaciones tuviste al debutar defendiendo los colores nacionales?  

Han pasado ya diez años desde aquel momento que nunca olvidaré. Fue un sueño hecho realidad, imaginad a un chaval de La Solana, con 17 años vistiendo la camiseta de su país en un campeonato del mundo. Fue un momento lleno de emociones en el que yo buscaba disfrutar y aprender todo lo posible para poder mejorar en el futuro.

Un año después la cita mundialista sería en Barcelona. Vuelves a entrar en convocatoria, y llegas como uno de los que ya saben lo que es competir en un Mundial. ¿Pesan mucho más las zapatillas ante estas circunstancias y más compitiendo en casa? ¿Qué destacarías de la cita barcelonesa?

Ese año 2012 fue un año duro para mí porque debido a las lesiones no tuve la posibilidad de meter la carga de entrenamiento necesario para hacer 1500 y fue cuando Antonio y yo decidimos hacer el 800. Nos suponía hacer menos kilómetros pero había que trabajar más la velocidad y una vez más conseguimos estar al nivel internacional exigido para estar de nuevo en el campeonato del mundo que se celebró en el estadio olímpico de Montjuic.

Fue una pasada entrar al estadio olímpico y tener a la afición nacional gritando tu nombre y animándote, lo que hace que te pesen las zapatillas y sientas más aún los colores de la bandera de tu país.

Para mí fue mi mejor actuación internacional, donde pude correr al lado de atletas como Nijel Amos (Boswana) y Kitun (Kenia) que posteriormente fueron plata y bronce en los juegos olímpicos de Londres 2012.

Esos dos años anteriores habías conseguido dos platas en los nacionales al aire libre en 1500 y en 800. En 2013 logras el Oro nacional en PC en 1500 y de nuevo te subes al cajón al aire libre con un bronce para clasificarte para el Europeo de Rietti. Cuéntanos los mejores momentos de esa gran temporada que cerraste con tu tercera internacionalidad.

Fue una temporada muy buena pero le faltó haber entrado en la final del europeo. El estado de forma con el que llegué al europeo era muy bueno para pelear por esa final, pero una semifinal “perra”, con muchos toques y empujones, hizo caer a varios atletas y mi mente se centró más en no caer al suelo que en la gestión de la carrera.

Además ese año lograste en Huelva la que es tu mejor marca en el 1500 hasta la fecha con 3:46. ¿Cómo recuerdas esa carrera?

Huelva es un lugar especial para correr y es donde he conseguido mis marcas personales tanto en 1500 como en 800. Es un meeting a nivel del mar y con una altísima participación de atletas internacionales que te hace sacar tu mejor versión.

A ninguno de los dos nos gusta hablar de supuestos, pero creo que la ocasión merece la pena. ¿Qué podría haber pasado con la trayectoria de Rechi si las lesiones le hubieran respectado?

Pues ese supuesto es algo que nunca sabremos. La gente que me conoce sabe que yo de las lesiones he aprendido y he mejorado. Las lesiones pueden sacar cosas positivas de uno mismo porque te demuestras que caigas las veces que caigas, lo importante es levantarse y seguir adelante.

Y es que además, en cuanto has tenido la opción de correr sin dolor, has destrozado el crono como en el verano de 2018 donde destrozaste tu mejor registro en 800 con 1:47:30 quedándote a solo 80 centésimas del europeo absoluto de Berlín. ¿Cómo te sentiste en esos momentos? ¿Habría sido la culminación acudir con la Absoluta a ese europeo haciendo piña con tus compañeras Hermi y Paula?

Para mí ese registro fue el que me hizo ver que después de 3 años y dos operaciones todo el esfuerzo había valido la pena. He de decir que en Berlín estuve animando a Paula y a Herminia, aunque no pudo ser compitiendo. Pero me quedo con lo positivo y es que había vuelto a competir y a dar guerra. 

En los nacionales además ese 2018 te metiste en un final histórica del 800 con los mejores del panorama nacional. ¿Qué nos queda por ver de Ignacio Díaz Cano en competiciones oficiales? ¿La motivación es la misma?

Esa fue una gran final donde se acababa de batir el récord de España, lo cual acreditaba el altísimo nivel que había. Pues siempre que la situación lo permita y mi estado de forma no sufra altibajos puedo decir que estaré dando guerra con la motivación y el objetivo de disfrutar y ser un poquito mejor día tras día.

Campeonato de España | Rechi termina 8º en una primera gran final.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.